ⓘ Novela

El jardín secreto

El jardín secreto es un libro escrito por Frances Hodgson Burnett en 1910, adaptado al cine y la televisión numerosas veces. Hodgson lo fue publicando a partir de otoño de 1910 en folletos. El libro salió completo en el 1911

1984 (novela)

1984 es una novela política de ficción distópica, escrita por George Orwell entre 1947 y 1948 y publicada el 8 de junio de 1949. La novela popularizó los conceptos del omnipresente y vigilante Gran Hermano o Hermano Mayor, de la notoria habitación 101, de la ubicua policía del Pensamiento y de la neolengua, adaptación del idioma inglés en la que se reduce y se transforma el léxico con fines represivos, basándose en el principio de que lo que no forma parte de la lengua, no puede ser pensado. Muchos analistas detectan paralelismos entre la sociedad actual y el mundo de 1984, sugiriendo que ...

América (novela)

América es una novela del escritor Franz Kafka, iniciada en 1911 que dejó inconclusa en 1912 y publicada póstumamente en 1927. Desde 1982 se publica con el título original que Kafka pensó: El desaparecido. Fue Max Brod quien cambió dicho título por el de América. Esta revisión y los estudios posteriores, determinaron una nueva distribución de la novela, sobre todo de los fragmentos, tal y como se decidió publicar en la edición alemana definitiva de Fischer. La historia describe el ir y venir de un muchacho de 16 años, inmigrante de Europa, llamado Karl Rossman, en los Estados Unidos, quien ...

Ancho mar de los Sargazos

Ancho mar de los Sargazos es una novela paralela poscolonial escrita por la escritora nacida en Dominica Jean Rhys. Puesto que su obra precedente, Good Morning, Midnight, se publicó en 1939, Rhys había vivido en la oscuridad. Ancho mar de los Sargazos puso a Rhys de nuevo en el candelero, y se convirtió en su novela más exitosa. La novela actúa como precuela la famosa novela de 1847 de Charlotte Bronte Jane Eyre. Es la historia de Antoinette Cosway conocida como Bertha Mason en Jane Eyre, una heredera blanca criolla, desde la época de su juventud en el Caribe a su infeliz matrimonio con el ...

The Notebook (novela)

The Notebook es una novela romántica de 1996 escrita por Nicholas Sparks. La obra fue adaptada al cine con el mismo título en 2004 por Nick Cassavetes.

Guardianes del día

Guardianes del día es una novela literaria de fantasía del escritor Sergei Lukianenko y Vladimir Vasilev. Es el segundo libro de la pentalogía Guardianes precedido de Guardianes de la noche y sucedido por Guardianes del crepúsculo, Los últimos guardianes y Nuevos guardianes. En 2006, se estrenó la película Guardianes del día, secuela de la primera. Sin embargo, a pesar de tener el mismo título que la novela, las dos segundas partes del primer libro formaron parte de la trama de la secuela cinematográfica. No obstante, el epílogo de la primera historia de esta novela sirvió como base para l ...

Dolores Claiborne (libro)

Dolores Claiborne es una novela escrita por Stephen King y publicada en 1992. El texto no presenta capítulos, doble espaciado entre los párrafos o algún otro tipo de elemento divisorio; la historia es narrada por un solo personaje.

David Copperfield (novela)

David Copperfield es la octava novela escrita por Charles Dickens. Fue publicada por entregas en 1849, y en forma de libro en 1850. ​ Al igual que la mayoría de sus obras a excepción de cinco de ellas, esta novela fue publicada en capítulos mensuales. Muchos elementos de la novela hacen referencia la propia vida de Dickens, siendo probablemente la más autobiográfica de todas sus obras. Así también, el mismo Dickens señaló en un prólogo de la novela "de todos mis libros, éste es el que más me gusta", y luego "como muchos padres, tengo un hijo preferido, un hijo que es mi debilidad; este hij ...

Dune

Dune es una novela de ciencia ficción escrita por Frank Herbert en 1965. Su éxito fue rotundo; en 1966 ganó el Premio Hugo y en 1965 la primera edición del Premio Nébula la mejor novela de ciencia ficción. Publicado en español por la editorial Acervo en 1975, Dune abre una de las sagas más importantes de la literatura fantástica y de ciencia ficción. En 2007 se registraron unas ventas de más 12 millones de ejemplares, convirtiéndola en la novela de ciencia ficción más vendida la fecha. ​ Posteriormente el autor continuaría la saga con El mesías de Dune 1969 y la concluyó con Hijos de Dune ...

Ringu (novela)

Ringu es una novela de terror escrita por Koji Suzuki, publicada en 1991. Fue la base para las películas Ringu, The Ring Virus y The Ring.

Casino Royale (novela)

Casino Royale es la primera novela de James Bond de Ian Fleming. Allanó el camino para once novelas más de Fleming, además de dos colecciones de cuentos, seguida de muchas novelas "de continuación" escritas por otros autores. El protagonista de la historia es James Bond, agente 007 de la MI6, quien debe viajar a un casino en la ficticia ciudad de Royale-les-Eaux en Francia a fin de quebrar a Le Chiffre, el tesorero de la unión francesa y un miembro del servicio secreto ruso. Bond es apoyado en sus esfuerzos por Vesper Lynd, un miembro de su servicio, así como Felix Leiter de la CIA y René ...

Sangre en la piscina

Sangre en la piscina es un libro de la autora Agatha Christie publicada originalmente en Estados Unidos en 1946. ​

La madre (novela)

La madre es una novela de Maksim Gorki, uno de los grandes exponentes del realismo socialista, publicada en 1907. Trata de una mujer que lucha contra el régimen zarista.

Guardianes de la noche

Guardianes de la noche es una novela de fantasía de Serguéi Lukiánenko publicada en 1998. La historia gira en torno la confrontación de dos grupos con poderes sobrenaturales conocidos como los Иной Inoy Otros: la Guardia Nocturna es una organización dedicada a vigilar la acción de los Otros de la oscuridad y viceversa respecto con la Guardia Diurna. El best seller es el primero de una hexalogía que continúa con: Súmerechny Dozor Guardianes del crepúsculo Posledniy Dozor Los últimos Guardianes Dnevnói Dozor Guardianes del día Novyi Dozor Nuevos Guardianes Shestoy Dozor El Sexto Guardián. La ...

A sangre y fuego (trilogía polaca)

A sangre y fuego es una novela del escritor Henryk Sienkiewicz publicada en 1884. La novela relata las aventuras de un oficial polaco llamado Juan Skrzetuski, quien se enamora de la princesa Elena Kurcewiczówna mientras estalla la Rebelión de Jmelnytsky. Juan Skrzetuski, tiene constantemente que posponer sus deseos anteponiendo a estos su deber y son en muchas ocasiones sus amigos los que le ayudan a conseguir sus objetivos. A sangre y fuego, primera parte de la Trilogía Polaca continua con El diluvio y con" El señor Wolodyjowski ”. Gracias a su popularidad, la novela ha sido objeto de ada ...

It (novela)

It es una novela de terror publicada en 1986 por el escritor estadounidense Stephen King. Cuenta la historia de un grupo de siete niños que son aterrorizados por un malvado monstruo -al que llaman "Eso" - que es capaz de cambiar de forma, alimentándose del terror que produce en sus víctimas.

El perfume

El perfume: historia de un asesino es la primera novela del escritor alemán Patrick Süskind, publicada en 1985 bajo el título original Das Parfüm, die Geschichte eines Mörders. Inmediatamente se convirtió en un best-seller, y es la obra de la literatura alemana más traducida: a más de cuarenta lenguas en todo el mundo. El perfume, dividido en cuatro partes y cincuenta y un capítulos, transporta al lector a un mundo con el que no está familiarizado, "el evanescente reino de los olores", a través de su protagonista, Jean-Baptiste grenouille significa rana en francés.

Queer (novela)

Queer es una novela corta de ficción escrita por William S. Burroughs y publicada en 1985. Fue escrita entre 1951 y 1953 y es una secuela parcial de su novela anterior, Junkie. Esta novela termina con la intención de encontrar una droga telepática llamada yagé y, aunque no se centra completamente en esa búsqueda, incluye un viaje a Sudamérica en busca de esa sustancia. La novela es sobresaliente en el desarrollo de Burroughs como escritor, tiene una cualidad cinemática que está ausente en sus siguientes novelas. Sin embargo, también contiene los primeros signos de "números", los enloquecid ...

El fantasma de la ópera

El fantasma de la ópera es una novela gótica de Gastón Leroux, publicada en marzo de 1910 ​. Ha sido adaptada numerosas veces al teatro y al cine. La obra está inspirada en hechos reales y en la novela Trilby de George du Maurier, y combina elementos de romance, terror, drama, misterio y tragedia. La historia trata sobre un ser misterioso que aterroriza la Ópera de París para atraer la atención de una joven vocalista la que ama.

Condenada

Condenada es una novela escrita por Chuck Palahniuk. La trama gira en torno a su protagonista llamada Madison Spencer, una niña de 13 años, hija de una actriz y un productor musical quien después de haber muerto por lo que ella cree es una sobredosis de marihuana, despierta en el Infierno en su propia celda.

La investigación

La investigación es una novela policíaca, de misterio y de ciencia ficción del escritor polaco Stanisław Lem. Escrita en 1957 y 1958, apareció ese último año por entregas en el semanario de noticias Przekrój, con sede entonces en Cracovia. Como libro, fue publicada en 1959 por la Editorial del Ministerio de Defensa, de Varsovia. En La investigación, el protocolo habitual de las narraciones policíacas y de misterio se cambia por un rompecabezas metafísico en el que no faltan rasgos kafkianos puestos al día. ​ Como ocurre en casi toda la obra literaria de Lem, bajo la trama se plantean cuest ...

Nuestra Señora de París

Nuestra Señora de París es una novela de Victor Hugo, publicada en 1831 y compuesta por once libros que se centra en la desdichada historia de Esmeralda - una gitana -, Quasimodo - un jorobado sordo -, y Claude Frollo - un archidiácono - en el París del siglo XV. Todos sus elementos - ambientación renacentista, amores imposibles, personajes marginados - hacen de la obra un modelo de los temas literarios del Romanticismo.

Ulises (novela)

Ulises es una novela vanguardista del escritor irlandés James Joyce, publicada en 1922 con el título original en inglés de Ulysses. Su título proviene del protagonista de la versión latina de la Odisea de Homero, originalmente llamado en griego Odiseo.

Patria (novela de 1992)

Patria es una novela del escritor y periodista británico Robert Harris, publicada en 1992. Se trata de un thriller ucrónico, ambientado en un 1964 alternativo en el que los nazis derrotaron la URSS y Gran Bretaña, convirtiéndose en una superpotencia que protagoniza una Guerra Fría con Estados Unidos. En ella pueden verse varios puntos en común con obras como 1984, El hombre en el castillo y SS-GB. En 1994, la cadena norteamericana de televisión HBO produjo un telefilm protagonizado por Rutger Hauer y Miranda Richardson, que incluye varias alteraciones con respecto al libro. Así mismo, la B ...

Los relojes

Los relojes es una novela de ficción detectivesca de la escritora británica Agatha Christie, publicada por primera vez en el Reino Unido por Collins Crime Club el 7 de noviembre de 1963, ​

¿Qué hacer? (novela)

¿Qué hacer? es una novela de Nikolái Chernyshevski publicada por primera vez en 1863 en El Contemporáneo. ​ Fue una respuesta la novela Padres e hijos 1862 de Iván Turguénev. Se trata de la historia de una mujer, Vera Pávlovna Rozálskaya, quién huye del control de su familia y de un matrimonio arreglado para buscar su independencia económica. La novela defiende la creación de pequeñas cooperativas socialistas basadas en las comunas campesinas rusas, pero orientadas hacia la producción industrial. El autor promovió la idea de que el deber del intelectual era educar y dirigir al obrero en Ru ...

Emma

Emma es una novela cómica escrita por Jane Austen, en inglés, publicada por vez primera en 1815 por el editor John Murray, sobre los peligros de malinterpretar el romance. El personaje principal, Emma Woodhouse, se describe como "hermosa, lista y rica" pero también es bastante mimada. Antes de comenzar la novela, Austen escribió: "Voy a elegir una heroína que, excepto a mí, no gustará mucho".

El libro del día del Juicio Final

El libro del día del Juicio Final es una novela de 1992 de la escritora Connie Willis. La novela ganó los premios Nébula de 1992 y los premios Hugo y Locus de 1993. Forma junto a otras novelas de Willis como Por no mencionar al perro, El apagón y Cese de alerta la serie de los Historiadores de Oxford. En palabras de Miquel Barceló:

Cementerio de animales

Cementerio de animales es una novela de terror publicada en 1983 del escritor estadounidense Stephen King. En México la editorial Edivisión la tituló inicialmente como Semeterio de mascotas, respetando la falta ortográfica en el título, la cual se explica dentro de la novela. Fue nominada para los "World Fantasy Award for Best Novel" en 1984, ​ y en 2019 con Cementerio maldito, protagonizada por Jason Clarke, Amy Seimetz y John Lithgow. La novela está inspirada, según comentarios del propio autor, en el cuento La pata de mono, del escritor británico W. W. Jacobs.

Querido John (novela)

Querido John es una novela romántica escrita por Nicholas Sparks y publicada por primera vez en 2006 por Warner Books. Fue traducida por Iolanda Rabascall para su publicación en castellano. Está ambientada en Carolina del Norte. En 2010 se realizó una adaptación cinematográfica de la novela, protagonizada por Channing Tatum y Amanda Seyfried.

Estrella doble (novela)

Estrella doble es una novela de ciencia ficción escrita por Robert A. Heinlein en 1956. Apareció inicialmente serializada en los números de febrero, marzo y abril de 1956 de la revista Astounding Science Fiction y posteriormente ese mismo año la editorial Doubleday la publicó completa en tapa dura. La novela recibió el premio Hugo la mejor novela de 1956.

El talismán (novela)

El talismán es una novela de fantasía de 1984 coescrita por Stephen King y Peter Straub. El argumento no es una revisualización del anterior libro de Walter Scott, también titulado El talismán, aunque es una referencia obligada la novela de Sir Walter Scott.

Barlaam y Josafat

Barlaam y Josafat es un relato medieval, muy popular en su época, que contiene una versión cristianizada de la historia de Buda muy transformada y que sirve de marco a un conjunto de exempla afines a los de las colecciones de origen oriental, como el Calila e Dimna o el Sendebar. Se nos ha transmitido en varios manuscritos del siglo XV que presentan rasgos lingüísticos anteriores que podrían datar del siglo XIII o del primer cuarto del XIV, pues la historia que se cuenta fue tomada como base del Libro de los estados ​ del infante Don Juan Manuel. Con el nombre de Barlaan y Josafat, Lope de ...

                                     

ⓘ Novela

English version: Novel

La novela es una obra literaria en la que se narra una acción fingida en todo o en parte y cuyo fin es causar placer estético a los lectores con la descripción o pintura de sucesos o lances interesantes así como de personajes, pasiones y costumbres, que en muchos casos sirven de insumos para la propia reflexión o introspección. La vigesimotercera edición del Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española la define de manera más general como una "obra literaria narrativa de cierta extensión" y como un "género literario narrativo que, con precedente en la Antigüedad grecolatina, se desarrolla a partir de la Edad Moderna". ​ La novela se distingue por su carácter abierto y su capacidad para contener elementos diversos en un relato complejo. Este carácter abierto ofrece al autor una gran libertad para integrar personajes, introducir historias cruzadas o subordinadas unas a otras, presentar hechos en un orden distinto a aquel en el que se produjeron o incluir en el relato textos de distinta naturaleza: cartas, documentos administrativos, leyendas, poemas, etc. Todo ello da la novela mayor complejidad que la que presentan los demás subgéneros narrativos.

                                     

1. Características

Las características que permiten diferenciar una novela de otro género literario son las siguientes:

  • Una narrativa extensa: las novelas tienen, generalmente, entre 60 000 y 200 000 palabras, o de 150 a 1200 páginas o más.
  • Describe mucho el ambiente donde se desarrolla la narrativa.
  • La novela se escribe en forma de prosa.
  • Predomina la narración aunque incluye: descripción, diálogo, monólogo interior o epístola.
  • Cuida la estética de las palabras.
  • Narra hechos, reales o ficticios pero creíbles.
  • El desarrollo de personajes es más profundo que en un cuento o un relato.

Aquí radica la diferencia con el cuento y el relato. Existe una zona difusa entre cuento y novela que no es posible separar en forma tajante. A veces se utiliza el término nouvelle o novela corta para designar los textos que parecen demasiado cortos para ser novela y demasiado largos para ser cuento ; pero esto no significa que haya un tercer género por el contrario, duplicaría el problema porque entonces habría dos límites para definir en lugar de uno.

                                     

2. Finalidad

Dependiendo del objeto de la narración puede tener dos fines muy específicos

  • Difundir costumbres, forma de vida y las aspiraciones de un grupo social determinado.
  • Difundir las vivencias, inquietudes y las ideas del autor con la finalidad de influir alguna manera en la sociedad la cual va dirigida.
                                     

3. Elementos esenciales

  • La acción: Es la narrativa de los acontecimientos que suceden en la historia
  • El desenlace: Esta es considerada como la parte final, debido a que los conflictos o acciones de la narrativa después de haber alcanzado un punto máximo desencadenan acciones que pueden ser feliz o infeliz, lo que dependerá del objeto planteado en la narrativa.
  • La introducción: Es la parte inicial de la narrativa donde se anuncia el tema e inicia el desarrollo de los conflictos o presenta a los personajes con sus características físicas y psicológicas. Además, describe el ambiente.
  • El nudo: Es la parte central de la narrativa donde se enlazan los conflictos o acciones para alcanzar un punto máximo.
  • Los personajes: son los que desarrollan la acción
  • Los personajes secundarios: Son los que apuntalan la historia de los personajes principales con sus propias historias.
  • Los personajes de relleno, fugaces o terciarios: Son todos aquellos que aparecen en la narrativa con una función poco importante, y desaparecen.
  • Los personajes principales: Son los protagonistas, los que conducen las acciones, y la narrativa se desenvolverá alrededor de los mismos.
  • El ambiente: Es el lugar donde se mueven los personajes. Estos pueden ser
  • Emocional: Presentan los estados de ánimo, las angustias, los sentimientos que rodean a los personajes.
  • Social: Creencias, formas de vidas, pensamientos de una época o de una sociedad.
  • Físico: Todos los elementos que componen la escena, por ejemplo: casa, río, ciudad.


                                     

4. Forma expresiva

  • Narración en tercera persona: El narrador cuenta el relato narrador omnisciente.
  • La narración: Esta forma de expresión es predominante en la novela donde esta puede ser
  • Narración en primera persona: Cuando el personaje narra su propia la historia. El protagonista es el narrador.
  • La descripción: Es una expresión utilizada para describir los aspectos físicos y psicológicos de los personajes.
  • El diálogo: Forma de expresión para que los personajes se comuniquen entre sí.

Se refleja el lenguaje propio de quienes hablan de acuerdo a su edad, sexo, educación, nivel social y emotivo.

  • La epístola: Esta expresión es poco utilizada, y consiste en narrar los acontecimientos a través de una carta que se escriben los personajes entre sí.
  • El monólogo conversación interior: Es una forma de expresión que consiste en mostrar lo que el personaje piensa y que no dice. Meditaciones silenciosas del personaje.
                                     

5. Tipología

La novela es el reino de la libertad de contenido y de forma. Es un género proteico que presenta a lo largo de la historia múltiples formas y puntos de vista.

Para clasificar este género ha de tenerse en cuenta que existen diversos criterios, empleados por las distintas tipologías propuestas:

  • novela didáctica
  • Por el tono que mantiene la obra, se habla de
  • novela humorística
  • novela satírica
  • Novela lírica
  • novela polifónica
  • novela de aprendizaje o Bildungsroman
  • novela corta o novella
  • Por la forma
  • dialogada
  • autobiográfica
  • metanovela
  • ligera
  • epistolar
  • superventas o best seller
  • novela por entregas o novela folletinesca
  • novela trivial
  • Según el público al que llegue o el modo de distribución, se habla de
  • ficción criminal
  • novela del oeste o westerns
  • de terror
  • fantástica
  • pastoril
  • libros de caballerías
  • morisca
  • de ciencia ficción
  • sentimental
  • costumbrista o de costumbres: describe el ambiente en que se mueven y las formas de vida cotidiana de un grupo social concreto: costumbres, personajes típicos. Dentro de este tipo de novela, según el estilo, se dio lugar al realismo y al naturalismo. Es un género típico del siglo XIX, con autores como Balzac y Zola en Francia; Dickens; Gógol y Turguénev en Rusia; y en España: Fernán Caballero, F. Trigo, Pardo Bazán, Pereda o Blasco Ibáñez.
  • negra
  • Atendiendo a su contenido, las novelas pueden ser
  • de misterio
  • social: disminuye en lo posible la descripción de vidas individuales, sustituyéndolas por una colectividad, pues no importa el ser humano en sí, sino como parte de un grupo o clase social. Su actitud es crítica, con afán de denunciar situaciones, ambientes y modos de vida de un grupo. Fue cultivada en España en los años 1950: novela social española
  • rosa
  • histórica
  • bélica
  • cortesana
  • policíaca
  • caballeresca
  • de espías y suspense
  • de aventuras
  • bizantina
  • picaresca
  • gótica

Hay que añadir a esta lista otras tipologías que toman como criterio el estilo de la obra y entonces se habla de:

  • realista
  • Roman courtois
  • novela naturalista
  • existencial

O, si se consideran sus argumentos, puede hablarse de:

  • psicológica
  • novela de tesis: Es la que da más importancia a las intenciones del autor, generalmente ideológicas, que la narración. Muy cultivada en el siglo XIX, especialmente por Fernán Caballero y el Padre Coloma
  • novela testimonio

Desde finales del periodo victoriano hasta la actualidad, algunas de estas variedades se han convertido en auténticos subgéneros ciencia ficción, novela rosa muy populares, aunque a menudo ignorados por los críticos y los académicos; en tiempos recientes, las mejores novelas de ciertos subgéneros han empezado a ser reconocidas como literatura seria.

                                     

6.1. Historia Precedentes

Existe toda una tradición de largos relatos narrativos en verso, propios de tradiciones orales, como la sumeria Epopeya de Gilgamesh y la hindú Ramaiana y Majabhárata.

Estos relatos épicos en verso se dieron igualmente en Grecia Homero y Roma Virgilio. Es aquí donde se encuentran las primeras ficciones en prosa, tanto en su modalidad satírica con El Satiricón de Petronio, las increíbles historias de Luciano de Samosata y la obra protopicaresca de Lucio Apuleyo El Asno de Oro. Dos géneros aparecen en la época helenística que se retomarían en el Renacimiento y están en el origen de la novela moderna: la novela bizantina Heliodoro de Émesa y la novela pastoril Dafnis y Cloe, de Longo.



                                     

6.2. Historia Edad Media

La Novela de Genji Monogatari, de Murasaki Shikibu, es una obra clásica de la literatura japonesa y está considerada como una de las novelas más antiguas de la historia.

En Occidente, en los siglos XI y XII, surgieron los romances, que eran largas narraciones de ficción en verso, que se llamaron así por estar escritos en lengua romance. Se dedicaron especialmente a temas histórico-legendarios, en torno a personajes como el Cid o el ciclo artúrico.

En el Siglo XIII, el mallorquín Ramon Llull escribe las primeras novelas modernas occidentales: Blanquerna y Félix o libro de las maravillas, así como otros relatos breves en prosa como el Libro de las bestias.

En los siglos XIV y XV surgieron los primeros romances en prosa: largas narraciones sobre los mismos temas caballerescos, sólo que evitando el verso rimado. Aquí se encuentra el origen de los libros de caballerías. En China se escriben dos de las cuatro novelas clásicas chinas, el Romance de los Tres Reinos 1330 de Luo Guanzhong y la primera versión de la orilla del agua de Shi Naian.

Junto a los libros de caballerías, surgieron en el siglo XIV las colecciones de cuentos, que tienen en Boccaccio y Chaucer sus más destacados representantes. Solían recurrir al artificio de la "historia dentro de la historia": no son así los autores, sino sus personajes, los que relatan los cuentos. Así, en El Decamerón, un grupo de florentinos huye de la peste y se entretienen unos a otros narrando historias de todo tipo; en los Cuentos de Canterbury, son unos peregrinos que van a Canterbury a visitar la tumba de Tomás Becket y cada uno escoge cuentos que se relacionan con su estado o su carácter. Así los nobles cuentan historias más "románticas", mientras que los de clase inferior prefieren historias de la vida cotidiana. De esta forma, los verdaderos autores, Chaucer y Boccaccio, justificaban estas historias de trampas y travesuras, de amores ilícitos e inteligentes intrigas en las que se reía de profesiones respetables o de los habitantes de otra ciudad.

A finales del siglo XV surge en España la novela sentimental, como última derivación de las convencionales teorías provenzales del amor cortés. La obra fundamental del género fue la Cárcel de amor 1492 de Diego de San Pedro. ofreciendo un ejemplo: "Pamela, o la virtud recompensada - Ahora publicada por primera vez para cultivar los principios de la virtud y la religión en las mentes de los jóvenes de ambos sexos, una narrativa que tiene el fundamento en la verdad y la naturaleza; y al mismo tiempo entretiene agradablemente". Así dice el título, y deja claro que es una obra creada por un artista que pretende lograr un efecto determinado, pero para ser discutido por el público crítico. Décadas más tarde, las novelas ya no necesitaron ser más que novelas: ficción. Richardson fue el primer novelista que unió la forma sentimental una intención moralizadora, a través de personajes bastante ingenuos. Semejante candor se ve en El vicario de Wakefield, de Oliver Goldsmith 1766.

Mayor realismo tiene la obra de Henry Fielding, que es influido tanto por Don Quijote como por la picaresca española. Su obra más conocida es Tom Jones 1749.

En la segunda mitad de siglo se afianzó la crítica literaria, un discurso crítico y externo sobre la poesía y la ficción. Se abrió con ella la interacción entre participantes separados: los novelistas escribirían para ser criticados y el público observaría la interacción entre la crítica y los autores. La nueva crítica de finales del siglo XVIII implicaba un cambio, al establecer un mercado de obras merecedoras de ser discutidas, mientras que el resto del mercado continuaría existiendo, pero perdería la mayor parte de su atractivo público. Como resultado, el mercado se dividió en un campo inferior de ficción popular y una producción literaria crítica. Solo las obras privilegiadas podían discutirse como obras creadas por un artista que quería que el público discutiera esto y no otra historia.

Desapareció del mercado el escándalo producido por DuNoyer o Delarivier Manley. No atraía la crítica seria y se perdía si permanecía sin discutir. Necesitó al final su propio tipo de periodismo escandaloso, que se desarrolló hasta convertirse en la prensa amarilla. El mercado inferior de la ficción en prosa siguió enfocando la inmediata satisfacción de un público que disfrutaba su permanencia en el mundo ficticio. El mercado más sofisticado se hizo complejo, con obras que jugaban nuevos juegos.

En este mercado alto, podía verse dos tradiciones que se desarrollaban: obras que jugaban con el arte de la ficción - Laurence Sterne y su Tristram Shandy entre ellas - el otro más cercano a las discusiones que prevalían y modos de su audiencia. El gran conflicto del siglo XIX, de si el artista debe escribir para satisfacer al público o para producir el arte por el arte, aún no había llegado.

La ilustración francesa utilizó la novela como instrumento de expresión de ideas filosóficas. Así, Voltaire, escribió el cuento satírico Cándido o El optimismo 1759, contra el optimismo de ciertos pensadores. Poco después, sería Rousseau el que reflejaría su entusiasmo por la naturaleza y la libertad en la novela sentimental Julia o la nueva Eloísa 1761 y en la larga novela pedagógica Emilio 1762.

La novela sentimental se manifiesta en Alemania con Las cuitas del joven Werther, de Johann Wolfgang von Goethe 1774, se situó la encabezada del nuevo movimiento, y forjó tal sentimiento de compasión y comprensión que muchos estaban preparados a seguir a Werther en su suicidio. En esta época también se hizo popular Bernardin de Saint-Pierre, con su novela Pablo y Virginia 1787, que narra el amor desgraciado entre dos adolescentes en una isla tropical.

En China se escribe al acabar el siglo la última de las cuatro novelas clásicas, el Sueño de las mansiones rojas, también llamada Sueño en el pabellón rojo 1792 de Cao Xueqin.



                                     

6.3. Historia Siglo XIX

A finales del siglo XVIII aparecen unas novelas cargadas de un sentimentalismo melancólico que abren el período romántico que se desarrolla plenamente en el siglo XIX con la aparición de la novela histórica, psicológica, poética y social. El género alcanza su perfección técnica con el realismo y el naturalismo. Es en esta época en la que la novela alcanza su madurez como género. Su forma y su estética ya no cambiaron más hasta el siglo XX: su división en capítulos, la utilización del pasado narrativo y de un narrador omnisciente.

Uno de los primeros exponentes de la novela en este siglo es la novela gótica. Desde comienzos del siglo XVII la novela había sido un género realista contrario al romance y su desmesurada fantasía. Se había tornado después hacia el escándalo y por esto había sufrido su primera reforma en el siglo XVIII. Con el tiempo, la ficción se convirtió en el campo más honorable de la literatura. Este desarrollo culminó en una ola de novelas de fantasía en el tránsito hacia el siglo XIX, en las que se acentuó la sensibilidad y se convirtió a las mujeres en sus protagonistas. Es el nacimiento de la novela gótica. El clásico de la novela gótica es Los misterios de Udolfo 1794, en la que, como en otras novelas del género, la noción de lo sublime teoría estética del siglo XVIII es crucial. Los elementos sobrenaturales también son básicos en estas y la susceptibilidad que sus heroínas mostraban hacia ellos acabó convirtiéndose en una exagerada hipersensibilidad que fue parodiada por Jane Austen con La abadía de Northanger 1803. La novela de Jane Austen introdujo un estilo diferente de escritura, la "comedia de costumbres". Sus novelas a menudo son no solo cómicas, sino también mordazmente críticas de la cultura restrictiva y rural de principios del siglo XIX. Su novela más conocida es Orgullo y prejuicio 1811.

También es en este siglo cuando se desarrolla el Romanticismo, que, contrariamente a lo que se pudiera pensar, no cultivó tanto el género novelístico. Byron, Schiller, Lamartine o Leopardi prefirieron el drama o la poesía, pero aun así fueron los primeros en darle un lugar la novela dentro de sus teorías estéticas.

En Francia, sin embargo, los autores prerrománticos y románticos se consagraron más ampliamente la novela. Se puede citar a Madame de Stael, Chateaubriand, Vigny, Mérimée, Musset Confesión de un hijo del siglo, George Sand Lélia, Indiana e incluso el Victor Hugo de Nuestra Señora de París.

En Inglaterra, la novela romántica encuentra su máxima expresión con las hermanas Bronte Emily Bronte, Charlotte Bronte y Anne Bronte y Walter Scott, cultivador de una novela histórica de carácter tradicional y conservador, ambientada en Escocia Waverley, Rob Roy o la Edad Media Ivanhoe o Quintin Durward. En Estados Unidos, cultivó este tipo de novela Fenimore Cooper, siendo su obra más conocida El último mohicano. En Rusia, puede citarse la novela en verso de Pushkin, Eugenio Oneguin y en Italia, Los Novios de Alessandro Manzoni 1840-1842.

Las obras de Jean Paul y E.T.A. Hoffmann están dominadas por la imaginación, pero conservaron la estética heteróclita del siglo XVIII, de Laurence Sterne y de la novela gótica.

Por otro lado está la novela realista, que se caracteriza por la verosimilitud de las intrigas, que a menudo están inspiradas por hechos reales, y también por la riqueza de las descripciones y de la psicología de los personajes. La voluntad de construir un mundo novelístico la vez coherente y completo vio su culminación con La Comedia humana de Honoré de Balzac, así como con las obras de Flaubert y Maupassant y acabó evolucionando hacia el naturalismo de Zola y hacia la novela psicológica.

En Inglaterra encontramos autores como Charles Dickens, William Makepeace Thackeray, George Eliot y Anthony Trollope, en Portugal, Eça de Queiroz y en Francia a Octave Mirbeau, los cuales tratan de presentar una "imagen global" de toda la sociedad. En Alemania y en Austria, se impone el estilo Biedermeier, una novela realista con rasgos moralistas Adalbert Stifter.

Este es el gran siglo de la literatura rusa, que dio numerosas obras maestras al género novelístico, especialmente en el estilo realista: Anna Karénina de León Tolstói 1873-1877, Padres e hijos de Iván Turguénev 1862, Oblómov de Iván Goncharov 1858. También la obra novelística de Fiódor Dostoyevski como, por ejemplo, la novela Los hermanos Karamázov puede por ciertos aspectos ser relacionada con este movimiento.

Es en el siglo XIX cuando el mercado de la novela se separa en "alta" y "baja" producción. La nueva producción superior puede verse en términos de tradiciones nacionales, a medida que el género novelístico reemplazaba la poesía como medio de expresión privilegiado de la conciencia nacional, es decir, se buscaba la creación de un corpus de literaturas nacionales. Pueden citarse como ejemplo La letra escarlata de Nathaniel Hawthorne Estados Unidos, 1850, Eugenio Oneguin de Aleksandr Pushkin Rusia, 1823-1831, Soy un gato de Natsume Sôseki Japón, 1905, Memorias póstumas de Blas Cubas de Machado de Assis Brasil, 1881 o La muerte de Alexandros Papadiamantis Grecia, 1903.

La producción inferior se organizaba más bien en géneros por un esquema que se deriva del espectro de géneros de los siglos XVII y XVIII, aunque vio el nacimiento de dos nuevos géneros novelísticos populares: la novela policiaca con Wilkie Collins y Edgar Allan Poe y la novela de ciencia-ficción con Julio Verne y H. G. Wells.

Con la separación en la producción la novela probó que era un medio para una comunicación tanto íntima las novelas pueden leerse privadamente mientras que las obras de teatro son siempre un acontecimiento público como públicamente, un medio de un punto de vista personal que puede abarcar el mundo. Nuevas formas de interacción entre los autores y el público reflejaban estos desarrollos: los autores hacían lecturas públicas, recibían premios prestigiosos, ofrecían entrevistas en los medios de comunicación y actuaban como la conciencia de su nación. Este concepto del novelista como una figura pública apareció a lo largo del siglo XIX.

                                     

6.4. Historia Siglo XX

El inicio del siglo XX trajo consigo cambios que afectarían la vida diaria de las personas y también de la novela. El nacimiento del psicoanálisis, la lógica de Wittgenstein y Russell, del relativismo y los avances de la lingüística provocan que la técnica narrativa intente también adecuarse a una nueva era. Las vanguardias en las artes plásticas y la conmoción de las dos guerras mundiales, también tienen un gran peso en la forma de la novela del siglo XX. Por otro lado, la producción de novelas y de los autores que se dedican a ellas vio en este siglo un crecimiento tal, y se ha manifestado en tan variadas vertientes que cualquier intento de clasificación será sesgado.

Una de las primeras características que pueden apreciarse en la novela moderna es la influencia del psicoanálisis. Hacia finales del siglo XIX, numerosas novelas buscaban desarrollar un análisis psicológico de sus personajes. Algunos ejemplos son las novelas tardías de Maupassant, Romain Rolland, Paul Bourget, Colette o D.H. Lawrence. La intriga, las descripciones de lugares y, en menor medida, el estudio social, pasaron a un segundo plano. Henry James introdujo un aspecto suplementario que se tornaría central en el estudio de la historia de la novela: el estilo se convierte en el mejor medio para reflejar el universo psicológico de los personajes. El deseo de aproximarse más la vida interior de éstos hace que se desarrolle la técnica del monólogo interior, como ejemplifican El teniente Güstel, de Arthur Schnitzler 1901, olas de Virginia Woolf 1931, y el Ulises de James Joyce 1922.

Por otro lado, en el siglo XX también se manifiesta una vuelta al realismo con la novela vienesa, con la que se buscaba recuperar el proyecto realista de Balzac de construir una novela polifónica que reflejara todos los aspectos de una época. Así, encontramos obras como El hombre sin cualidades de Robert Musil publicado póstumamente en 1943 y Los Sonámbulos de Hermann Broch 1928-1931. Estas dos novelas integran largos pasajes de reflexiones y comentarios filosóficos que esclarecen la dimensión alegórica de la obra. En la tercera parte de Los sonámbulos, Broch alarga el horizonte de la novela mediante la yuxtaposición de diferentes estilos: narrativa, reflexión, autobiografía, etcétera.

Podemos encontrar también esta ambición realista en otras novelas vienesas de la época, como las obras de: y con más frecuencia en otros autores en lengua alemana como Thomas Mann, que analiza los grandes problemas de nuestro tiempo, fundamentalmente la guerra y la crisis espiritual en Europa con obras como La montaña mágica, y también Alfred Döblin o Elias Canetti, o el francés Roger Martin du Gard en Les Thibault 1922-1929 y el americano John Dos Passos, en su trilogía U.S.A. 1930-1936.

La búsqueda y la experimentación son otros dos factores de la novela en este siglo. Ya a comienzos, y quizá antes, nace la novela experimental. En este momento la novela era un género conocido y respetado, al menos en sus expresiones más elevadas los "clásicos" y con el nuevo siglo muestra un giro hacia la relatividad y la individualidad: la trama a menudo desaparece, no existe necesariamente una relación entre la representación espacial con el ambiente, la andadura cronológica se sustituye por una disolución del curso del tiempo y nace una nueva relación entre el tiempo y la trama.

Con En busca del tiempo perdido de Marcel Proust y el Ulises de James Joyce, la concepción de la novela como un universo encuentra su fin. En cierta manera es también una continuación de la novela de análisis psicológico. Estas dos novelas tienen igualmente la particularidad de proponer una visión original del tiempo: el tiempo cíclico de la memoria en Proust, el tiempo de un solo día dilatado infinitamente de Joyce. En este sentido, estas novelas marcan una ruptura con la concepción tradicional del tiempo en la novela, que estaba inspirado en la historia. En este sentido también podemos aproximar la obra de Joyce con la de la autora inglesa Virginia Woolf y el americano William Faulkner.

La entrada del modernismo y el humanismo en la filosofía occidental, así como la conmoción causada por dos guerras mundiales consecutivas provocaron un cambio radical en la novela. Las historias se tornaron más personales, más irreales o más formales. El escritor se encuentra con un dilema fundamental, escribir, por un lado, de manera objetiva, y por el otro transmitir una experiencia personal y subjetiva. Es por esto que la novela de principios del siglo XX se ve dominada por la angustia y la duda. La novela existencialista de la que se considera a Soren Kierkegaard como su precursor inmediato con novelas como Diario de un seductor es un claro ejemplo de esto.

Otro de los aspectos novedosos de la literatura de comienzos de siglo es la novela corta caracterizada por una imaginación sombría y grotesca, como es el caso de las novelas de Franz Kafka, también de corte existencialista, como El proceso o La metamorfosis.

Especialmente en los años 1930 podemos encontrar diversas novelas de corte existencialista. Estas novelas son narradas en primera persona, como si fuera un diario, y los temas que más aparecen son la angustia, la soledad, la búsqueda de un sentido para la existencia y la dificultad comunicativa. Estos autores son generalmente herederos del estilo de Dostoievski, y su obra más representativa es La náusea de Jean-Paul Sartre. Otros autores existencialistas notables son Albert Camus, cuyo estilo minimalista le sitúa en un contraste directo con Sartre, Knut Hamsun, Louis-Ferdinand Céline, Dino Buzzati, Cesare Pavese y la novela absurdista de Boris Vian. La novela japonesa de después de la guerra también comparte similitudes con el existencialismo, como puede apreciarse en autores como Yukio Mishima, Yasunari Kawabata, Kōbō Abe o Kenzaburō Ōe.

La dimensión trágica de la historia del siglo XX se encuentra largamente reflejada en la literatura de la época. Las narraciones o testimonios de aquellos que combatieron en ambas guerras mundiales, los exiliados y los que escaparon de un campo de concentración trataron de abordar esa experiencia trágica y de grabarla para siempre en la memoria de la humanidad. Todo esto tuvo consecuencias en la forma de la novela, pues vemos aparecer gran cantidad de relatos que no son ficción que emplean la técnica y el formato de la novela, como pueden ser Si esto es un hombre Primo Levi, 1947, La noche Elie Wiesel, 1958 La especie humana Robert Antelme, 1947 o Ser sin destino Imre Kertész, 1975. Este tipo de novela influenciaría después otras novelas autobiográficas de autores como Georges Perec o Marguerite Duras.

También en el siglo XX, aparece la distopía o antiutopía. En estas novelas la dimensión política es esencial, y describen un mundo dejado la arbitrariedad de una dictadura. Entre las obras más notables se encuentran El proceso de Franz Kafka, 1984 de George Orwell, Un mundo feliz de Aldous Huxley, y Nosotros de Yevgeni Zamiatin.

                                     

6.5. Historia Boom latinoamericano

También después de la Segunda Guerra Mundial se desarrolla el llamado boom latinoamericano con exponentes notables y talentosos, situación que se presenta en los años 1960 y alcanza su apogeo en la década de los 1970 y principios de los 1980. Entre estos se puede citar a Julio Cortázar y su obra Rayuela 1963; Gabriel García Márquez, colombiano, cuyo libro más conocido es Cien años de soledad 1967 y de quien el género más destacado es el llamado realismo mágico; Mario Vargas Llosa, peruano, autor de La ciudad y los perros, Pantaleón y las visitadoras o La tía Julia y el escribidor; Carlos Fuentes, autor de La región más transparente, Aura, La muerte de Artemio Cruz, entre otros libros; y José Donoso, cuyas obras más destacadas son El lugar sin límites y El obsceno pájaro de la noche, entre otros autores.